“Actualmente hay más gentrificadores que nunca”

Con energía. Así nos recibió Antonio López en el vestíbulo del Centro de Estudios Demográficos (CED). La misma que utilizó para animarnos de nuevo – la primera fue vía email – a seguir investigando sobre la gentrificación barcelonesa. Quiso que le tuteáramos, no fuera a parecer mayor. Ese fue el primero de los tres acercamientos que tendría con nosotros antes de que formulásemos la primera pregunta. El segundo consistió en recomendarnos asistir a un debate abierto en Ciutat Vella al que asistirían vecinos dispuestos a hablar con nosotros. El tercero, y más valioso, se basó en una pregunta: “¿Queréis que os cuente todo aquello que puedo aportaros?”

Nos explicó que la gentrificación se ha producido en los barrios antiguos de Barcelona –llámese Gracia, Poble Nou, Ciutat Vella – todos ellos con unos elementos de partida comunes: un envejecimiento de la población que ha ocasionado una renovación de la población por personas potencialmente gentrificadoras, una gran oferta de vivienda que no ha hecho sino dinamizar el alquiler y un proceso de transformación muy lento que se ha diferenciado de los procesos de gentrificación vivido en otros lugares de Europa.“Esto es algo que cuando se habla de gentrificación no se acostumbra a nombrar y por eso desde la demografía reclamamos que esté en el discurso, para entender por qué un barrio se gentrifica o no.”

 

20160429_130336

Gentrificity

 

Gentrificity. ¿Entonces tú lo resumirías en esas tres claves?

Antonio López. No, pueden aparecer más claves. Las que te acabo de mencionar son todas estructurales. Por ejemplo, algo nuevo va a suceder en las estructuras de población de los polígonos de viviendas construidos en los años 50 y 60 como Montbau o en los años 70 en el caso de Bellvitge. La razón es que se están vaciando viviendas en esos lugares ya que aquella población que se fue a vivir a esos barrios hoy en día debe de tener en torno a unos 80 años y está falleciendo. ¿Se va a gentrificar alguno de esos barrios? Como demógrafo veo que van a tener una situación demográfica favorable para que haya una renovación de la población y se viva un proceso de sustitución hacia un nivel de instrucción más alto, lo mismo que pasó en Ciutat Vella hace veinte años.

adios

Gentrificity

G. ¿Y en este proceso cuándo entra la cultura como motor de la trasformación urbanística?

AL. Bueno, ahora estamos en un momento en el que hay una revalorización de esos espacios centrales por una concentración de la cultura, elemento por cierto más contextual. La cultura urbana está en auge y hace que la oferta se esté concentrando en esos lugares, interviniendo mucho también la renovación urbana y las instituciones.

G. Es lo que te iba a preguntar, la cultura se caracteriza por ser cara. Por ejemplo las tiendas creativas y los espacios artísticos son sitios que requieren un nivel adquisitivo alto.

AL. Claro, en relación con esto está el ciclo de la gentrificación. Al principio llegan los pioneros, después a lo largo del proceso de gentrificación empiezan a aparecer este tipo de comercios “exclusivos” muy relacionados con la cultura y por último, una parte de la población que anteriormente no quería ir a ese sector al ver que se concentra una serie de actividades dicen “Ah! Pues ahora es mi momento.” Esto sintetizando de una manera muy simple. Normalmente en este proceso, los que van llegando tienen un poder adquisitivo más alto porque están seleccionados por ese mercado de la vivienda que cada vez va subiendo más. Contra más demanda más sube.


Hay una carrera por vivir en los barrios elitizados de Barcelona, unos cuantos ganan y otros se descuelgan.


¿Crees que se debería de mediatizar más el concepto de gentrificación?

AL. Creo que se está mediatizando mucho y que esto es algo bueno para que las personas tomen conciencia de los procesos que se dan de manera detallada en la sociedad. Al final los potenciales gentrificadores somos cada vez más, por eso es positivo que se hable y se tome conciencia de lo que puede ocasionar. A veces, sin embargo, se habla de gentrificación para hablar de otras cosas ya que es un fenómeno que está cogiendo mucha amplitud. A lo mejor por gentrificación se dicen cosas que requeriría decir otro nombre, como por ejemplo el turismo. Se junta gentrificación con turistificación.

G. ¿Qué analizasteis Agustín Cócola y tú para llevar a cabo la investigación “Apartamentos turísticos y gentrificación. Nuevas implicaciones entre turismo y demografía, en el Barrio Gótico de Barcelona”?

AL. Con el artículo queríamos ver dos cosas, primero la expoblación del Barrio Gótico y segundo el cambio en su composición. Sobre todo, con estas dos cosas queríamos ver si la turistificación tiene rasgos que a nivel demográficos son diferentes a otros barrios que se están gentrificando. Lo que más nos ha gustado es lo que hemos descubierto en relación a la composición del barrio, y es que es diferente a otros barrios gentrificados de Barcelona. En la franja de 25 a 34 años solo hay un 15% de personas jóvenes que sean nacidos en Barcelona ciudad o provincia. Un nivel bajísimo. Lo que nos dice que el Barrio Gótico no forma parte del imaginario residencial de los barceloneses, al contrario de los europeos, quienes representan la mitad de la población de esta franja de edad.

20160429_120557

Gentrificity

G. ¿Y esto sería turistificación?

AL. Sí. Ningún otro barrio de Barcelona por muy gentrificado que esté tiene una presencia tan extraordinaria de europeos. En Gracia, por ejemplo, la presencia que hay de barceloneses entre 25 y 34 años es del 40%. En el imaginario residencial de los jóvenes barceloneses está por tanto ir a Gracia pero no al Barrio Gótico, aun sabiendo que los precios en ambos son altos. Por tanto, puede haber una selección por el precio, pero hay algo más.

G. ¿Y qué hace diferente al Barrio Gótico de otros lugares gentrificados de Barcelona?

AL. Nosotros lo que asumimos en el artículo es que es la presión turística la que está estableciendo estos efectos. Esto necesita de un trabajo cualitativo ya que con los datos no podemos decirlo, solo lanzar hipótesis sobre la fuerte presión que hay en el mercado inmobiliario por causa de los apartamentos turísticos. Lo que sí podemos afirmar es que el Barrio Gótico es el barrio en el que, con mucha diferencia, por cada adulto hay menos niños. Por cada niño de 0 a 14 años hay casi ocho adultos de 25 a 59 años. Otros barrios gentrificados como Gracia tienen por cada niño cuatro adultos. En Poblenou todavía más, por cada niño tres adultos. Son entornos también gentrificados que no tienen una presencia tan escasa de población infantil. Otro rasgo entonces que podemos asociar a la turistificación es la poca presencia de población infantil con muchísima diferencia.

G. Entonces, ¿se podrían relacionar los conceptos de turistificación y gentrificación?

AL. Bueno, los dos conceptos son complementarios. Lo que os he contado del Barrio Gótico sería un rasgo muy nuevo y muy específico de un sector muy turistificado. En realidad el turismo tiene cosas parecidas a la gentrificación. Por ejemplo, los jóvenes que atrae el Barrio Gótico y los que atrae Ciutat Vella están extremadamente formados. La gran mayoría, nada menos que un 70% de los que llegan cada año, es población con estudios universitarios. Algo llamativo sabiendo que en Barcelona la población que tiene estudios universitarios representa el 35%.

G. Según el informe anual que elabora Tecnitasa, Barcelona es la ciudad con la calle y el metro cuadrado más caro de España. ¿Cómo puede pasar esto con la situación económica actual y existiendo barrios tan pobres como Nou Barris?

AL. En principio si sube el alquiler es porque hay gente dispuesta a pagar esas propiedades. A los jóvenes barceloneses les apetece mucho irse a vivir a Gracia o Poble Sec y están viendo que hay alternativas para emanciparse que no se tenían hace diez años: los pisos compartidos. Para los demógrafos hay un elemento muy importante aquí, y es que como ahora tenemos una pirámide bastante envejecida, muchos pisos se vacían y se alquilan para usarlos como fuente de ingresos durante estos años de crisis. Esto si lo relacionamos con lo antes dicho de los jóvenes emancipados nos damos cuenta de una cosa, y es que se junta el hambre con las ganas de comer. Que los jóvenes barceloneses estén dispuestos a irse a vivir a Gracia hace que aumente el precio del piso, pero tenemos una situación en la que jóvenes de otros lugares de España o Cataluña apuestan también por vivir en Barcelona, suponiendo una presión al sistema inmobiliario. Por no hablar de los Expats, personas con alta formación que llegan desde Europa, Estados Unidos o América Latina dispuestos a pagar, o de los apartamentos turísticos que también hacen aumentar el precio del suelo. Lo que está pasando es que hay una carrera por vivir en determinados barrios de Barcelona, como por ejemplo Poblenou, Poble Sec, Gracia y Les Corts, y mi hipótesis es que esta carrera por vivir en los barrios elitizados hay muchos participantes, unos cuantos ganan y otros se descuelgan. Los descolgados de esas carreras acaban en otros barrios dentro del municipio de Barcelona, como Esplugues o sectores de Hospitalet, que además están ampliando la oferta al empezar a vaciarse por la cúspide. Estos son los barrios que yo llamo “barrios refugio”, barrios a los que va a llegar gente con un perfil gentrificador.


La población de Barcelona está muy educada y pertenece a estatus sociales más altos que el resto de la región metropolitana.


G. ¿Cómo dirías que ha evolucionado el movimiento interno de los barceloneses desde la mitad del siglo XX hasta la actualidad?

AL. A grandes rasgos tenemos desde mediados del siglo XX, en primer lugar, un momento de expansión ya que vinieron muchas personas de fuera de Cataluña y de España y, en segundo lugar, el inicio del proceso de suburbanización en el que los ciudadanos se iban del centro para buscar viviendas más asequibles. Esta etapa llegó al pico de intensidad en la época de los “babyboomers” y su posterior emancipación, ya que el paradigma de entonces era comprar, comprar y comprar. No todo el mundo podía comprar piso en Barcelona y en según qué barrios, por eso muchos se fueron a la zona de la periferia. Ese fue el colofón de la suburbanización. A partir de la crisis, empezó el declive de esta época por tres razones: había menos ingresos, las generaciones eran menos numerosas y la cúspide de la pirámide estaba falleciendo. Actualmente, aunque hay gente que se sigue yendo a zonas suburbanizadas, mucha gente está volviendo a la ciudad para probar suerte con viviendas de alquiler. Estamos en un momento en el que coexisten muchas capas: el que se va al centro, el que se va a las afueras, el que se va de la una zona de la periferia a otra zona de la periferia. Lo interesante para un demógrafo ahora es ver si aquellos que están produciendo un tipo de movimiento están correlacionados por clase social.

20160429_130340

Gentrificity


A lo mejor por gentrificación se dicen cosas que requeriría decir otro nombre, como por ejemplo el turismo. Se junta gentrificación con turistificación. 


G. ¿Cómo caracterizarías la composición sociodemográfica de Barcelona?

AL. Barcelona es un lugar que atrae a muchas personas muy formadas, de clase socioeconómica alta y que lucha por vivir en barrios elitizados. Claramente también hay una capa en la que convive otro tipo de perfil, pero como imagen global la población de Barcelona está muy educada y pertenece a estatus sociales más altos que el resto de la región metropolitana. La clave es si cada vez hay más gente en esa carrera por convivir en los barrios “chulos” que se está descolgando y que termina ocupando otros barrios en lo que tradicionalmente no vivía esa población de estratos tan altos, ¿qué va a pasar con esas bolsas de población obrera? En otros lugares del mundo lo que ha ocurrido es que la pobreza se ha ido suburbanizando y las clases bajan han terminado dirigiéndose a la periferia. Ya se sabrá si esto mismo pasa en España.

Carla Palenzuela Serrano y Javier Sánchez Pedrera.

Enlaces de interés

http://bit.ly/agusticocola

2 Respuestas a ““Actualmente hay más gentrificadores que nunca”

  1. Pingback: Turistificació o decreixement turístic. – Associació Salut i Agroecologia (ASiA)·

  2. Pingback: Montbau, edificios, vecinos y vegetación con muchos años. – uniteva.montbau·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s