Agustí Colom: “Cuando el turismo se concentra, tiene un efecto gentrificador”

dsc_0166

El Concejal de Turismo de Barcelona, Agustí Colom, en su despacho (Barcelona Activa)

Agustí Colom Cabau (Barcelona, 1961) es Concejal de Turismo de Barcelona y Concejal del Distrito de Les Corts. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, ha ejercido como profesor desde 1987 en la Universidad de Barcerlona (UB) impartiendo asignaturas de Microeconomía y Macroeconomía. Miembro de la “Sindicatura de Comptes de Catalunya (2004-2011)” y del “Consell Editorial de la Revista de Economía Crítica” entre otros cargos. 

Agustí, integrante de Barcelona En Comú, también ha participado en movimientos como el 15-M y elaboró el famoso Informe Crespo. Nos citamos con él en su despacho situado en Barcelona Activa, cerca de la torre Agbar, para hablar sobre turismo, gentrificación, mobbing y economía colaborativa. 

Gentrificity. Aprovechando que esta semana ha sido el MWC, le quería comentar una noticia del lunes 27 que decía lo siguiente: “Un tercio más de personas se alojarán en pisos turísticos durante el congreso, unos 40.000 según cifras de Airbnb. Una parte de estas personas se alojarán en el área metropolitana, como por ejemplo, Hospitalet del Llobregat. ¿El mercado de alojamientos turísticos se está extendiendo por los alrededores de Barcelona?

Agustí. El concepto del turista que viene aquí es mucho más amplio que el concepto estricto de las calles de Barcelona. A nosotros también nos ocurre al viajar a otras ciudades, no sabemos exactamente dónde acaba la ciudad y empieza otra población. Por eso ya hace unos años que decimos que Barcelona es una conurbación urbana donde las fronteras económicas son mucho más laxas que las propias fronteras de la ciudad. Por tanto el hecho de que haya personas que se alojen en Hospitalet, Santa Coloma o Badalona, forma parte de la naturalidad. Cuando se pensó en ampliar “La Fira” en los terrenos de Hospitalet era con una idea de otorgarle un desarrollo económico a esa zona y que no se concentrase solo en Barcelona, por tanto en este sentido ese proceso es normal.

G. ¿No provocará que surjan procesos de gentrificación en estas zonas, justo cuando se ha aprobado un plan que actúa solamente en la ciudad Condal?

A. El proceso de gentrificación es un proceso complejo. “La Fira” (Hospitalet) es una zona de desarrollo porque hace un tiempo no había un volumen importante de vivienda, más bien es una zona industrial donde se están localizando hoteles y nuevas viviendas. Cerca de esa zona, en la Marina del Prat Vermell, está previsto que se puedan desarrollar unas 30.000 plazas de residencial. Estamos hablando de zonas en las que ya está previsto que haya crecimiento y por tanto más que gentrificación, probablemente lo que se pueda producir en estos casos es una atracción de población. Si esta mejora es sustancial, normalmente acaba revirtiendo en un aumento de precios de los inmuebles y eso, si no hay medidas paralelas, puede conllevar que aquellas personas de rentas bajas y con períodos cortos de alquiler como ocurre actualmente, en vez de mejorar su situación, empeore porque son expulsados.

G. ¿Piensa que el turismo sea el principal causante de la gentrificación?

A. Cuando el turismo se concentra en zonas como Ciutat Vella, Poble Sec, Eixample o Sant Antoni, sobre todo en las zonas más populares, obviamente tiene un efecto gentrificador. La diferencia de rentabilidad que puede ofrecer un alquiler turístico respecto al alquiler habitual y una ley de períodos cortos de alquiler, permite que el propietario pueda ejercer su capacidad de presión y aumente de forma sustancial en el momento de renovar el contrato. Por tanto, en estos espacios es evidente que el turismo tiene un papel gentrificador. Pero no solo el turismo, hay otros casos que se explican por otras situaciones.

G. En relación a Hospitalet, le quería transmitir una pregunta que nos hizo llegar por twitter Raquel, una usuaria que preguntaba si existe correlación entre las políticas de Barcelona y los pueblos que le rodean.

A. En estos momentos, en términos de turismo, no. Estamos trabajando con la diputación de Barcelona para hacer políticas turísticas de promoción, pero no son en el sentido en que Raquel se refiere. Intentamos promocionar otros espacios que no sean únicamente Barcelona y que los turistas puedan beneficiarse de otras zonas más naturales, como el Penedés o el Vallés. Sin embargo es evidente que existe la necesidad de plantear políticas turísticas desde un marco más general. Tenemos que ser capaces de trabajar conjuntamente con los diversos Ayuntamientos y poder avanzar en una visión mucho más amplia. Lo que expresa Raquel va a ser una necesidad. También es cierto que en este momento ciudades como Hospitalet no viven tanto el problema de la congestión turística, más allá que puede haber movimientos en algunos puntos concretos.

G. Agustí, en sus entrevistas habla de impactos y de efectos negativos del turismo, pero nunca menciona la gentrificación directamente. ¿Se intenta ocultar este término desde el ayuntamiento?

A. No no, la palabra gentrificación es una palabra técnica. En un sentido más popular, la palabra gentrificación es más dificil de entender y por tanto a veces lo evitamos como evitamos otras expresiones que técnicamente son muy precisas y que en un determinado espacio uno lo puede conocer pero por ejemplo mi madre no sepa de lo que le estoy hablando. Por eso a veces intentamos explicar lo mismo pero con palabras que sean más llanas.

G. ¿Qué es la gentrificación?

A. Yo he hablado de evitar la desertización. Se produce cuando se generan espacios hoteleros y turísticos lo que conlleva que muchos de esos espacios están vacíos mucho tiempo sin nadie que resida ahí. También hemos explicado cómo hay una correlación entre el comercio y los residentes. Para mantener ese equilibrio entre residentes y actividad económica necesitamos que el comercio esté equilibrado. Es un bucle. Cuando desaparecen los residentes, disminuye el comercio de proximidad. Si disminuye se suele sustituir por tiendas de souvenirs, por tanto, los residentes tienen más dificultad para proveerse y tienden a abandonar la zona.

Una ciudad es un lugar en el que vivir principalmente, y el derecho a la vivienda es el derecho fundamental pero además es lo que constituye la base de la ciudad. También es cierto que una ciudad necesita tener una actividad económica porque si no hubiese sería una ciudad dormitorio y Barcelona, como todas las ciudades importantes, no puede serlo porque perdería su esencia.

G. ¿Actualmente el Ayuntamiento prevé mejorar la política de vivienda social de algún barrio en concreto?

A. Mire, cuando el Ayuntamiento quiere hacer política social tiene dos maneras: una es trabajando en espacios que estén vacíos o comprando vivienda ya construida. Estamos comprando a la SAREB allí donde los precios son baratos – de liquidación – para no dar una rentabilidad a los propietarios. Esto se produce en aquellas zonas de la ciudad que todavía no ha habido un incremento de precios sustancial como La Marina del Prat Vermell, 22@, La Sagrera, en algunas zonas del Eixample, Nou Barris u Horta. En el centro de la ciudad no tenemos porque no tiene sentido incrementar la demanda y aumentar los precios.

En el Ayuntamiento se ha constituido una comisión de gentrificación que intenta estudiar estas situaciones que son paradójicas. A largo plazo está claro que la solución pasa por un parque de vivienda pública importante de alquiler, pero eso llevará su tiempo. Si tuviéramos períodos mucho más largos de alquiler, tardaría mucho más en trasladarse y por tanto, permitiría que los procesos fueran mucho más lentos. Eso si que es un cambio legislativo y si que tiene una incidencia muy rápida, y es donde debemos trabajar. Desde el Ayuntamiento deberíamos hacer la presión suficiente para forzar los cambios de legislación estatal que nos llevase a tener una ley de arrendamientos con períodos muchos más largos y más equilibrados.

dsc_0164

G. Usted recurre a una frase que suena bien, “Gobernar el turismo”. ¿Significa únicamente regular los alojamientos turísticos?

A. No no, nosotros hemos hecho un plan estratégico donde lo que planteamos son noventa medidas. Una de ellas son los alojamientos turísticos desde el punto de vista de su ordenación, donde la idea básica es que Barcelona no es uniforme y tenemos que hacer un proceso de crecimiento cero e incluso de reducción en las zonas saturadas. Otra es la re-ubicación de los alojamientos turísticos ilegales, la movilidad turística, el turismo inclusivo o un observatorio del turismo, porque si no tenemos información verídica, no podemos actuar. 

G. ¿Se ha creado el observatorio?

A.  En unas semanas será definitivo, pero de entrada no va a ser una nueva estructura sino que unirá la información a nivel de encuestas realizadas tanto por el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación y otros espacios vinculados. En este gobierno planteamos la promoción como un elemento más de la gestión del turismo, como una herramienta más. Así podemos resaltar que es lo que nos interesa que visiten o cuando queremos que vengan. Si no lo hacemos nosotros lo harán las plataformas. 

G. Hay algunos barrios, como el Born, que han sido devorados por la actividad turística. ¿Aún hay posibilidades de gobernar el turismo en Sant Antoni? 

A. Se debe de gobernar y como mínimo lo tenemos que internar. Para poder gobernar el turismo se necesitan herramientas, y es lo que nosotros hemos estado haciendo de alguna forma en este año y medio. El plan estratégico nos ofrece un marco general de actuación, pero desde el punto de vista de la ciudad todos los departamentos del Ayuntamiento tienen que ser conscientes de cuál va a ser el impacto del turismo. En este año y medio, hemos mejorado estructuras y ahora tenemos mesas de trabajo en las que todos los departamentos del Ayuntamiento que tienen alguna incidencia sobre el turismo están presentes. Por ejemplo, una decisión que hemos tomado hace pocos días es hacer una moratoria de determinados tipos de establecimientos en la zona de Sant Antoni. Eso es una decisión que se ha tomado desde urbanismo y que supone parar momentáneamente el ritmo de crecimiento de restaurantes y de tiendas turísticas para ordenar el espacio, y por tanto, gestionar el turismo. 

G. Le comentaba en concreto Sant Antoni porque hace dos semanas una joven se vio forzada a dejar su casa porque le subieron el alquiler un 30%. ¿El ayuntamiento puede actuar frente al mobbing inmobiliario?

A. No es fácil. El gran error que se hizo en este país con el alquiler fue suprimir el alquiler indefinido y reducirlo hasta 3 o 5 años ya que esto da mucho poder de negociación al propietario. Periodos cortos de alquiler significa que cada vez que se renueva el alquiler, los costes por abandonar la vivienda son más altos para el inquilino porque tiene que cambiar de escuelas a sus hijos, ya se ha acostumbrado a la zona de compra o por el mismo coste del traslado. Por lo tanto, uno está dispuesto a aceptar un incremento del alquiler y eso el propietario lo sabe, por eso hace incrementos que pueden llegar a ser desmesurados.

G. ¿Se puede combatir?

A. Con una ley. La administración pública tiene este elemento importante que sirve para regular y es de obligado cumplimiento. La normativa, en este caso, es una de las herramientas más corrientes pero el problema es que en España la legislación sobre alquiler no es municipal, sino estatal. Aún así existe la posibilidad de cambiarla y plantear una Ley de Arrendamientos Urbanos que permitiese periodos más amplios de alquiler.

G. ¿Quiere decir eso que seguiremos viendo casos como el de esta chica?

A. Lamentablemente sí. No podemos decirle a la población aquello que no está en nuestras manos porque sería engañar. El Ayuntamiento lo que está intentando hacer es vivienda pública de alquiler pero aún quedan años hasta que tenga su efecto en la ciudad. Nosotros podemos buscar fórmulas como ya hacen París y Berlín con sus mecanismos municipales de control de aumento de alquileres, pero con el marco normativo que tenemos, lo tenemos más difícil que estas ciudades.

Aquí la vía se basaría en un sistema de alquileres para periodos mínimos mucho más elevados y en todo caso que hubieran sistemas de compensación u otras fórmulas.

G. Sin embargo, a parte de este aumento del precio del alquiler existen casos de personas que se han visto forzadas a irse de sus casas porque les hacían la vida imposible.

A. En casos de mobbing, existe una red de oficinas de vivienda por la cual cualquier persona que sienta que puede estar en esta situación puede ir para que se le informe de cómo puede proceder. En ese sentido, no están desamparadas porque tenemos los mecanismos frente a esta actuación penada por la ley.

la huida

Ilustración de Cesar Gapa

G. El turismo se sitúa en las encuestas más recientes como uno de los temas principales que más preocupan a la población pero también a los propios turistas. ¿Cree que Barcelona ha muerto de éxito?

A. Esperemos que no. Nuestra función es intentar que no se llegue esta situación. Por ahora Barcelona no ha muerto de éxito, no obstante las encuestan nos alarman y, por tanto, estamos actuando. Por una parte, los turistas señalan que hay un espacio saturado y, por otro lado, en los últimos meses esta saturación ha aumentado de manera exponencial. Hace 3 años ya se produjo un incremento sustanciado, sin embargo por entonces no se veía como un problema.

En algunos barrios, la presión turística es el mayor problema y es un absurdo por parte del sector turístico no ser conscientes de esto. El turismo genera unos beneficios pero también genera unos efectos negativos que hay que corregir. Si no los corregimos sí que podemos acabar muriendo de éxito. Vamos tarde pero aún estamos a tiempo.

G. ¿Piensas que la economía colaborativa y el homesharing son aspectos importantes a mejorar para el turismo de Barcelona?

A. Yo con el tema de la economía colaborativa intento discernir entre lo que es compartir y lo que es otra forma de actividad económica. Hay que distinguir y tenemos que ser precisos cuando algo no es más que un nuevo negocio y se intenta camuflar como si fuera una sharing economy.

G. ¿Cómo ves Airbnb?

A. En Agosto de 2015 les dijimos a Airbnb y a más plataformas que tenían que cumplir con la normativa catalana que no permite publicitar un apartamento turístico si no tiene su número de registro. Actualmente, de las 12 plataformas prácticamente la única que no lo está cumpliendo es Airbnb.

Tenemos que ser capaces de convencerla a través de la interlocución, de las sanciones a la plataformas y de las sanciones a los propietarios, y en este sentido lo vamos a conseguir. En Barcelona, Airbnb o cualquier otra plataforma solo puede publicitar aquellos pisos turísticos que sean legales y no vamos a cesar hasta que no lo consigamos.

Airbnb y Homeway tienen un expediente abierto por reincidencia y lo que está haciendo ahora mismo es analizar el grado de incumplimiento para ver cual es la sanción que les corresponde. La multa definitiva será en función del grado de incumplimiento que el técnico considere.

G. El Observatori DESC y la PAH valoraron el PEUAT como insuficiente. ¿Sería posible que el PEUAT fuera más restrictivo?

A. Sinceramente yo creo que no. La Directiva Europea de Servicios no permite prohibir la actividad económica ,y por tanto, si con un plan urbanístico estuviéramos limitando la actividad económica en el conjunto de la ciudad y este plan fuese interpretado por un juez, sin argumentos objetivos tendríamos el peligro de que pudiera ser un plan denunciado y anulado. Nosotros con el PEUAT hemos establecido unos criterios objetivos y hemos identificado unas determinadas zonas. No se puede restringir sin un argumento sólido que lo justifique porque caeríamos en un gran problema.

G. En referencia a la zona 1, ¿cómo se tiene previsto que decrezca?

A. De forma natural porque la única manera de hacer decrecimiento de forma expresa es que el Ayuntamiento compre licencias, algo absurdo sabiendo que el dinero público lo tenemos que destinar a un interés general. Es posible que, por ejemplo, en esta zona algunas instalaciones que son viejas y poco modernizadas se rehabiliten y haya reducción de plazas. Otra posibilidad es que aquellos hoteles o alojamientos antiguos al desaparecer pierdan su licencia ya que ésta no se puede transmitir. Como ves, existen situaciones que con el tiempo permitirán un proceso natural de decrecimiento.

G. Para acabar, ¿ puede decirse que el turismo masivo tiene los días contados?

A. Sí, yo creo que la idea del turismo desgobernado tiene los días contados. Actualmente, todas las ciudades europeas estamos preocupadas por el turismo masivo. La Asociación de Operadores Turísticos Europeos hizo un seminario en Barcelona junto con el Ayuntamiento sobre espacios congestionados, por tanto, la idea de que el turismo de masas debe ser regulado, ordenado, gestionado y gobernado es una idea que no solo tiene en mente Barcelona sino que también lo tiene España, París y Berlín.

G. ¿Volverán a haber precios razonables?

A. Es nuestra obligación trabajar en ello pero no sólo depende del Ayuntamiento. Nuestra obligación es ponernos al lado de los vecinos para hacer presión y hacer pedagogía para poder avanzar en esta línea, primero porque lo creemos y segundo porque es imprescindible para que la ciudad no expulse a la gente.

Tiene que haber un sistema de precios razonables que sean asumibles. El Ayuntamiento está interpelando a otras administraciones para que actuemos conjuntamente. Hay que cambiar normativas y leyes para conseguir una Ley de Arrendamientos Urbanos que sea mucho más razonable. La liberación ya sabemos a dónde nos lleva, ahora basándonos en la experiencia tenemos que corregirlo. Mucho mercado mata al mercado. Al igual que hubo una burbuja inmobiliaria ahora hay una burbuja de incremento de alquileres y eso lo hemos visto en ciudades donde han habido zonas que han dejado de ser residenciales y se han acabado desertizando ya que los turistas no quieren ir a sitios donde solo hay turistas. El problema es que no es fácil revertir este proceso. Sin duda hay que trabajar.

dsc_0172

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s